Cómo preparar tus propias esencias de cristales, gemas y minerales poderosos

Las investigaciones del científico Emoto han confirmado que el agua tiene memoria. Las esencias de gemas retienen las memoria vibracional del cristal en forma líguiqda, perimiéndonos literalmente “beber” o aplicar sobre la piel la enegía de los cristales.

Preparar una esencia de gemas es muy sencillo. Coloca el cristal en un cuenco de agua de manantial (un buen agua mineral te servirá) y déjalo al sol unas horas para que el agua absorba la energía del mineral. Embotella el agua a continuación. Ten cuidado de no usar cristales solubles en agua como l selenita o el azufre; y evita los minerales tóxicos como el cinabrio (contiene mercurio), oropimienta (arsénico). Para evitar contaminación con microbios del agua, échale unas gotas de brandy.

Luego la podemos usar de múltiples maneras que nos permiten recibir la energía de los cristales. Puedes disolver unas gotas en una botella para ir tomándola a lo largo del día. También puedes verter unas gotas en el agua del baño, o mezclar con unas gotas de aceite para masaje y aplicártelo sobre la piel. Otra forma es usar un atomizador y rociar el aura o tu habitación.

Las reacciones a las esencias son diferentes. A veces la persona experimenta una respuesta emocional conocida como “reacción sanadora” muy beneficiosa. Ten en cuenta que nunca puede sustituir un tratamiento médico, pero sí puede corregir desequilibrios emocionales subyacentes y ayudar a que el cuerpo se sane a sí mismo.

Deja un comentario